Martina & Mario

Martina & Mario
Martina, Mario y su inseparable BIBI

30/11/16

Una Pieza Importante del Puzzle

Os he contado, en infinitas ocasiones, cómo hemos conseguido que Mario dejase atrás aquellos rasgos típicos del autismo que no le dejaban avanzar y cómo pasito a pasito fue mejorando hasta llegar a un punto que jamás hubiésemos imaginado. Se sigue superando y cada logro lo hemos sentido y vivido como una gran victoria. A día de hoy sus ojos ya me miran fíjamente y además con intención picaruela y tengo que esforzarme para reñirle y no comerle a besos! Nada especial que no le pase a cualquier madre!!! Pero, ha costado tanto.... 

Y allí al lado de Mario siempre está ella, el secreto  más   grande  de  su   recuperación: La pequeña gran Martina, siempre generosa, inagotable, bondadosa, sensible, con paciencia, con buenos sentimientos, siempre compartiendo, siempre cediendo, siempre abnegada, respirando el sufrimiento en casa, comprendiendo la situación a pesar de su corta edad y entregada siempre a Mario.
Su hermano entró en su vida a penas un año y medio después de nacer ella y destapó todas esas cosas buenas que había dentro de ella y las usó para ayudarle: le habló sin descanso aunque nunca obtuviera respuesta, le enseñó sus  juguetes aunque nunca compartieran juegos, le cantó para calmarle cuando algo le perturbaba, le abrazó con fuerza para que no se golpeara, le enseñó el mundo a través de sus ojos para que lo comprendiera.... 
Fue sus ojos cuando no miraba, fue su boca cuando no hablaba, fue sus oidos cuando estaba atrapado en su mundo...
Cuántas veces contestó por él diciendo: "Se llama Mario" y cuantas veces justificó su comportamiento diciendo: "No es malo ¡es especial pq tiene autismo!"cuando apenas levantaba un palmo del suelo.... 
Un día, como tantos otros, tuvimos que huir de una feria porque Mario comenzaba a sufrir un ataque de ansiedad, Martina se quedó sentada en un banco, con un globo en la mano, esperando que su padre y yo calmáramos a su hermano y dando por hecho que era hora de marcharse pq su hermano no podía soportar el bullicio, las luces y sonidos de la feria. Ella se ha perdido las cosas normales que suele hacer una familia como ir al cine, a un centro comercial, de vacaciones... porque durante años su hermano sufría más fuera de su entorno y resultaba una pesadilla para él y para nosotros salir de casa. 

Martina es una de las fichas importantes del puzzle que encajó perfectamente junto a la ficha de la dieta específica, la ficha de la suplementación, la de la osteopatía, terapia en Comunicart, reequilibrio energético...  para conseguir la recuperación de Mario.



Serás una gran mujer, Martina, no has cumplido ni 10 años y ya has hecho tanto y has sido tan humana, eres un gran ejemplo a seguir... 
¡Siempre estaremos orgullosos de tí!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y tu e-mail para poderte contestar lo antes posible... Gracias por seguirnos!!!